La Tecnología como Prótesis Humana.Modelos y Diseños Industriales. Importancia de su Protección en la Aldea Global.

La innovación distingue a los líderes de los seguidores, dijo alguna vez Steve Jobs …

Mi elección de este genio para comenzar a hablar de modelos y diseños industriales no es casual. Steve Jobs era un genio que no sólo se enfocaba en la funcionalidad de los productos que creaba sino que consideraba que estas nuevas innovaciones tecnológicas que creaba eran prótesis, como extensiones del cuerpo humano una idea claramente mcluhaniana para quien las nuevas tecnologías funcionaban en la práctica como extensiones del cuerpo, se integran al yo convirtiéndose en una unidad, la rueda lo era de las piernas, los anteojos de los ojos.

Steve Jobs entendía claramente la unidad conceptual formada por Hombre-Tecnología. “El safety-car es, en cierta media, la sentencia de muerte del actual automotor, tal como éste lo fue des caballo y la calesa. El contorno propio del automotor da lugar a la carretera y a la superficie llana. Éste no ocupa, simplemente un espacio, sino que crea su propio espacio. (…) Creará en consecuencia, un contorno enteramente distinto”. M. McLuhan.

La mayoría de las personas piensan que el diseño es una capa, una simple decoración. Para mí, nada es más importante en el futuro que el diseño. El diseño es el alma de todo lo creado por el hombre, decía Steve Jobs, y por eso defendía tanto la funcionalidad como el diseño del producto, el que debía ser tan exquisito a la vista como eficiente su funcionalidad. Cuando Steve Jobs presentó el iPad, dijo que Apple era más que una compañía de tecnología. “La razón por la que Apple es capaz de crear productos como el iPad es porque siempre hemos tratado de ser en la intersección de la tecnología y las artes liberales”, dijo.

Entonces, el aspecto estético, ornamental, artístico que aplicamos a nuestros productos es tan importante como su funcionalidad y eso hace que debamos protegerlo.-

Definamos nuestro instituto y distingamos uno de otro.

Los modelos y diseños industriales son las formas o aspectos incorporados o aplicados a un producto que le confieren carácter ornamental, constituyendo una nueva forma o aspecto de tal modo de hacerlo más agradable y de atraer -en consecuencia- al consumidor. Resulta necesario aclarar que cuando mencionamos el término “ornamental” no implica que el objeto protegido sea un adorno, sino que la obra creadora haya mejorado o brindado alguna particularidad a su aspecto exterior, cualquiera sea el destino del objeto industrial. El modelo industrial es un objeto espacial, tridimensional, que ocupa un lugar en el espacio. En este ámbito, el producto toma cuerpo en la misma forma que se les da. A diferencia de los diseños -como se verá a continuación- no están dispuestos en una superficie plana (como en los tejidos o en las telas) sino que se ponen de manifiesto en una forma geométrica en el espacio, en una forma nueva conferida a un producto para incrementar su ornamentación o hacer más elegante su aspecto. Ingresan en la categoría de modelos -por ejemplo- las formas que se le puede brindar al vidrio (vasos, floreros, etc.), a la madera (mesas, sillas, cajones, etc.), al bronce (floreros, macetas, etc.), al metal (cubiertos, butacas, etc.).

El dibujo o diseño industrial se sitúa en un plano y consiste en cierta combinación de líneas o colores. El dibujo o diseño carece de una existencia propia, consiste en una creación inseparable de un producto al que se le aplica con fines de ornamentación (telas, encajes, alfombras, tapices, porcelanas, cerámicas, etc.) con el propósito de aumentar su belleza, individualidad, o valor respecto a otros objetos semejantes, sin aumentar su utilidad, pues aun sin tal aplicación el objeto es apto para cumplir el fin para el cual fue creado. (http://www.obligado.com/pdfs/modelos_industriales.pdf)

En la Revista de la OMPI, un alto directivo de Procter and Gamble se refirió a la función de los diseños industriales para el éxito de un amplio repertorio de productos de la empresa. Y no olvidemos la importancia de su registro en el centro de la industria de la moda, particularmente en Europa.-

En nuestro país la legislación que regula el depósito y marcas las pautas para ello es el Decreto 6673/63.-

Los requisitos que la ley exige están regulados en el artículo 6º), que dice:

No podrán gozar de los beneficios que otorgue este decreto :

a) Aquellos modelos o diseños industriales que hayan sido publicados o explotados públicamente, en el país o en el extranjero, con anterioridad a la fecha del depósito, salvo los casos contemplados en el artículo 14 del presente decreto. Sin embargo, no constituirá impedimento para que los autores puedan ampararse en dichos beneficios el hecho de haber exhibido por sí o por medio de persona autorizada, el modelo o diseño de su creación en exposiciones o ferias realizadas en la Argentina o en el exterior, a condición de que el respectivo depósito se efectúe dentro del plazo de seis meses a partir de la inauguración de la exposición o feria;

b) Los modelos o diseños industriales que carezcan de una configuración distinta y fisonomía propia y novedosa con respecto a modelos o diseños industriales anteriores;

c) Los diseños o modelos industriales cuyos elementos estén impuestos por la función que debe desempeñar el producto;

d) Cuando se trate de un mero cambio de colorido en modelos o diseños ya conocidos;

e) Cuando sea contrario a la moral y a las buenas costumbres.

Su artículo 7º) se refiere al plazo de duración de la protección concedida por el presente decreto y que tendrá una duración de cinco años, a partir de la fecha del depósito y podrá ser prolongada por dos períodos consecutivos de la misma duración a solicitud de su titular.-

La protección de los dibujos y modelos industriales contribuye al desarrollo económico, alentando la creatividad en los sectores industriales y manufactureros, así como en las artes y artesanías tradicionales. Coadyuva además a la expansión de las actividades comerciales y a la exportación de productos nacionales. Y claramente protege al inventor de que terceros copien o plagien sus inventos otorgándoles un derecho de exclusiva sobre el uso y con ello el poder de celebrar actos jurídicos tales como licencias, franquicias o explotarlo sin que otros puedan hacerlo sin su consentimiento.-

Con esta frase Jobs convenció a John Sculley para que dejara su puesto de presidente en Pepsi y se pasara a Apple:

¿Quieres vender agua azucarada el resto de tu vida, o quieres hacer historia?.

Y vos … ¿querés hacer historia?

 

Mariana A. Rocha.
ESTUDIO ROCHA CONSULTORES JURIDICOS
Abogada
Agente de la Propiedad Industrial

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s